Aunque parezca que cambiar el color de tu coche es algo que no debe suponer ningún problema, habrá que tener algunas cosas en cuenta antes de tomar esta decisión. Sobre todo, pide orientación a tu taller mecánico en Griñón a fin de poder cubrir todos los trámites realizar.

Una vez que hayas tomado la decisión de cambiar el color, será tu taller el que aplique las técnicas específicas. Te aconsejará con el tipo de pintura que mejor se adapta al estado de la chapa de tu vehículo, si es mejor mate o con brillo, en fin, todo lo que necesites para que estéticamente se cumplan tus deseos al respecto. Pero hay otros trámites que deberás tener presentes y que no puedes dejar para el último momento. Es preferible que alguno de ellos lo consultes previamente tanto con tu taller mecánico en Griñón como con otros organismos.

Uno de los más importantes es el hecho de que deberás comunicarlo a la DGT. Ten en cuenta que este dato en concreto, al igual que otros, figuran en la ficha correspondiente, y un cambio sin previo aviso podría ser motivo de sanción. Igualmente, muchas de las alteraciones que realicemos en nuestro coche deben ser notificadas a efectos de ITV, incluso algunas requieren homologación. Normalmente, esto no es necesario con un cambio de color de tu vehículo, pero sí es cierto que deberá hacerse constar en la ficha técnica.

Por último, pero no menos importante, deberás informarlo a tu compañía de seguros. Dependiendo del color que se escoja, podría alterar el precio del mismo, puesto que es uno de los detalles que las aseguradoras tienen muy en cuenta.

En cualquier caso, puedes contar con la profesionalidad y experiencia de Talleres E. Cruces. Además de realizar un trabajo de calidad para cambiar el color de tu vehículo, podemos ayudarte con los trámites que sean precisos.