Puede que tu coche esté fallando y necesites un taller con coche de sustitución en Griñón. Te podrás preguntar si ha sido debido a un problema involuntario o si por el contrario te has saltado alguna revisión o cambio de alguna pieza. Aunque creas que no, eso es lo más importante a la hora de alargar la vida de tu vehículo.

En un taller con coche de sustitución en Griñón te repararán tu vehículo, pero es aconsejable que sepas cuáles son las piezas de coche que más se sustituyen en un taller.

El filtro del aceite es algo que se cambia muchísimo porque hay que tener en cuenta que se debe cambiar cada 10 000 km y a veces se te puede olvidar hacerlo. El aceite se cambia entre 15 000 y 30 000 km y también por este motivo a veces se estropean los vehículos.

El filtro antipolen, además de evitar que entre el polen, también recoge partículas de polvo. Es una de las mayores reparaciones en los talleres.

El filtro de combustible si está en mal estado puede dejar que pase al motor partículas nocivas para el coche. Las pastillas de freno son muy importantes para la frenada y los coches modernos llevan un indicativo luminoso que se enciende cuando hay que cambiarlas, pero ante cualquier ruido extraño se debe acudir al taller.

El anticongelante debe controlarse que siempre haya entre los límites establecidos y el líquido de frenos ha de cambiarse entre 30 000 y 40 000 km.

Los propios talleres suelen tener nuestros datos si solemos ir asiduamente a ellos, pero es aconsejable tener estos datos memorizados.

Desde Talleres E. Cruces esperamos que confíes siempre en los especialistas y pases los mantenimientos adecuados al vehículo. También que te dejes aconsejar por los profesionales, que son los que ayudarán para que la vida de tu coche sea lo más larga posible.