En nuestro taller mecánico en Griñón siempre tratamos de concienciar a nuestros clientes de lo importante que es llevar unos neumáticos en buen estado, ya que son el único punto de contacto del coche con la carretera y son vitales para nuestra seguridad.

Con los kilómetros, el desgaste siempre acaba llegando, pero siempre hay pequeñas prácticas y medidas de precaución que te ayudarán a que se conserven en perfecto estado durante más tiempo.

Basándonos en nuestros años de experiencia como taller mecánico en Griñón, aquí te dejamos algunos consejos útiles. ¡No dudes en ponerlos en práctica!

- La presión es fundamental, recuerda siempre revisarla y ajustarla a las indicaciones del fabricante. Esto te hará tener una buena distancia de frenado y ahorrar gasolina. Lo más aconsejable es revisarla cada treinta o cuarenta días. También es importante adaptar la presión a la carga que se pretende llevar.

- Vigila el dibujo de la banda de rodadura. Si está por debajo de los 1,6 milímetros deberás cambiar el neumático, puesto que ese desgaste puede ser peligroso.

- Mantente alerta con el equilibrado, especialmente si notas algo raro al conducir (como vibraciones o temblores). Esto puede afectar al rendimiento de tus neumáticos.

- Trata de no golpear las ruedas demasiado con los bordillos al aparcar, así como dejar un cierto espacio de al menos 1 centímetro cuando estaciones.

- El acelerar o el frenar de golpe provoca que el desgaste vaya más rápido. El estilo de conducción es importante para alargar la vida de tus neumáticos.

- Evitar costumbres como el girar con el coche parado o aparcar con las ruedas giradas, ya que también supone un mayor desgaste.

Con estos consejos podrás ahorrar más dinero en neumáticos e ir más seguro en tus viajes, invirtiendo poco tiempo y esfuerzo. Recuerda que en Talleres E. Cruces velamos por tu seguridad, y podemos ofrecerte los servicios que necesites para tener tu coche siempre a punto.