Contar con un coche de sustitución en Fuenlabrada no es algo banal o un lujo innecesario. A menudo puede ser determinante para poder seguir haciendo tu vida con normalidad o, simplemente, para no sufrir graves contratiempos e, incluso, mermas económicas.

Te vamos a presentar 4 casos concretos en los que un coche de sustitución en Fuenlabrada, mientras tienes el tuyo en el taller después de un accidente o por un problema mecánico, es una auténtica bendición. Diríamos más, es una necesidad de primer grado:

1. Utilizas tu coche laboralmente. ¿Qué pueden hacer los transportistas o los comerciales cuando se quedan sin vehículo? ¿Y los profesionales que lo utilizan a diario para desplazarse hasta su puesto de trabajo porque carecen de otra alternativa de movilidad? Desesperarse, dejar de trabajar y perder dinero. Pero puedes evitarlo.

2. Justo antes de salir de vacaciones o escapada. No podemos elegir cuándo vamos a sufrir un percance en el coche. De hecho, son frecuentes las ocasiones en que se producen en el momento más inoportuno, como la víspera de salir de viaje por carretera, a menudo con el alojamiento pagado y la ilusión en lo más alto.¿Qué harás si ya no tienes coche?

3. Habéis salido de cuentas en vuestro embarazo. Siempre os quedará la opción de llamar un taxi o pedir a algún familiar un coche alternativo. Pero no tener vuestro auto en estas fechas críticas es una auténtica faena.

4. Te mueves a diario por vías peligrosas. Existen tramos de carreteras o recorridos especialmente comprometidos y arriesgados para los viandantes. Serás más consciente de ello que nunca cuando debas atravesarlos andando, cada día, porque tu coche está en el taller.

En todas estas situaciones, si tienes a tu disposición un coche de sustitución, tus problemas habrán desaparecido. No lo dudes, ven a vernos a Talleres E. Cruces: arreglamos tu coche mientras te cedemos otro de sustitución.